El primer portal de Venezolanos en el Exterior fundado en el año 2007. No apoyes a los oportunistas ladrones de información. Fuimos los pioneros y trabajamos arduamente para facilitarte el no estar en tu país y lo continuaremos haciendo.

domingo, 11 de noviembre de 2007

EL PASAPALO PREFERIDO POR LOS VENEZOLANOS "EL TEQUENO"



Hola a todos, ya sé que los tengo bombardeados con la situación de Venezuela, espero comprendan y compartan mi preocupación por el país. Ahora bien, recordemos algo rico y delicioso para pasar este trago amargo y que más nos puede ayudar que un sabrosisimo tequeño?.

Dios santo, no les parece que el tequeno es el pasapalo mas divino del mundo?, para mí si y gracias a dios que aquí en México en el mercado de Medellín los puedo encontrar.

El tequeño tiene la virtud de que ningún paladar se niega a probarlo y mucho menos después de hacerlo dejan de enviciarse.

Tanto es así que me enteré que unas venezolanas astutas Teresa Ortega y Johanna Rivero, tuvieron la grandiosa idea de comercializarlo aquí en México y ha sido todo un éxito para ellas.

Aquí les dejo la página que tienen http://www.eltequeno.com y también les voy a dejar un reportaje de la revista Estampas sobre este delicioso pasapalo.

EL TEQUENO

Publicado por la Revista Estampas.

Bien lo dijo el artista plástico venezolano, y ahora tarotista radicado en
Nueva York, Enrique Enríquez: "Nadie deja pasar un tequeño".

El lema le dio hasta para escribir un libro a finales de los años noventa que así tituló. Y es que el asunto es tal cual: salvo contadas excepciones
-pues las habrá, por más dudoso que esto resulte- no hay quien se resista a un tequeño. "¡Fiesta sin tequeño, no es fiesta!", también afirman los más adeptos a estos palitos de queso envueltos en fina masa de harina de trigo que al ser freídos despiertan hasta a los más contenidos paladares.

Sus orígenes apuntan a los predios mirandinos de Los Teques (de hecho, de allí provendría su nombre), donde se presume que alguna cocinera -de una de las tantas familias pudientes caraqueñas que solían temperar en la zona- concibió la fórmula magistral en las primeras décadas del siglo XX, para que corriera luego como pólvora por cada rincón de Venezuela.

No obstante, también hay una teoría que esgrimiera en su momento el ya fallecido cronista de Caracas, Juan Ernesto Montenegro y que, de cierta manera, se corresponde
con un hallazgo del historiador José Rafael Lovera, segœn la cual el tequeño habría nacido en El Teque, "barrio de guapetones y perdonavidas" ubicado al norte
de Miraflores, en tiempos de la Independencia.

Elucubraciones aparte, tanto Lovera como Armando Scannone ya han apuntado que tan cotizado pasapalo no formó parte del recetario venezolano sino hasta el siglo pasado, cuando algunas familias lo servían, incluso, como primer plato.

Sus atributos pocos los discuten: un tequeño se puede disfrutar a cualquier hora y ya podría decirse que hasta en cualquier sitio. Pues para eso están sus versiones franquiciadas que se ofrecen en este nuevo milenio en centros comerciales y cines, además de los que se consiguen de varias marcas en los supermercados. Mención aparte merecen los que ya han sido elevados a la categoría gourmet, como es el caso de los ideados por la chef Helena Ibarra, rellenos con queso de cabra y bañados con sutil papelón.