El primer portal de Venezolanos en el Exterior fundado en el año 2007. No apoyes a los oportunistas ladrones de información. Fuimos los pioneros y trabajamos arduamente para facilitarte el no estar en tu país y lo continuaremos haciendo.

miércoles, 19 de marzo de 2008

30 AÑOS SIN RENNY


Publicado por Tal Cual

El legado del showman venezolano parece haberse desvanecido. La televisión local ha dejado de lado los musicales para transmitir telenovelas, concursos y realities

El próximo 16 de marzo se cumplen 30 años del accidente aéreo que segó la vida de Renny Ottolina. A pesar del cariño que despertó en los venezolanos, parece que el legado de este periodista y animador ha quedado en el pasado. Muchos lo recuerdan, pero pocos hablan de él.

La era de oro de los musicales, marcada por Renny presenta, ha pasado a la historia para dar paso a las telenovelas. “La televisión que hicimos no se puede volver a hacer. No se cuenta con el dinero para traer a los invitados internacionales que traíamos al programa. Se han perdido los principios y la calidad de la programación”, dice Gonzalo Fernández de Córdoba, productor ejecutivo de los programas de Ottolina.

Reinaldo José Ottolina Pinto era un hombre polifacético. Se desempeñó como narrador, animador de programas de televisión y radio, publicista, corredor de autos de carrera y político. Desarrolló un estilo propio como presentador y animador y fue conocido como el número uno de la televisión venezolana.

Ottolina trabajó como locutor en Radio Caracas y luego en la Radiodifusora Venezuela. Fue también narrador de noticias en el Noticiero de Bolívar Films y se convirtió en productor de La Revista Americana, programa animado por él.

En 1954, Ottolina comenzó en RCTV como conductor de Lo de Hoy. Luego fue parte de equipo de ABC, donde aprendió las técnicas de producción norteamericanas. A su regreso al país trabajó en Radio Caracas Televisión como productor independiente con dos programas, El Show de Renny y Renny Presenta.

La creatividad, el amor por el trabajo y las ganas de convertir a Venezuela en un mejor país son cualidades de Ottolina que, según Fernández de Córdoba, ningún comunicador social ha podido superar. “Su intención no era más que hacer una buena televisión y ser un factor positivo de orientación al servicio de la sociedad”, asegura.

Ottolina criticó a los partidos políticos venezolanos durante los años 1960 y 1970. Fundó el partido Movimiento de Integridad Nacional (MIN), que utilizó como símbolo sus lentes de pasta, y fue candidato presidencial en el año 1978, campaña durante la cual realzó los valores bolivarianos.

Para Fernández el ejemplo de Ottolina debería ser tomado en cuenta más que nunca. “Aunque son odiosas las comparaciones, no se puede negar que Renny (Ottolina) era un comunicador social con otra altura, con otro nivel (...) Era genial, detallista, no admitía una falla, le gustaba investigar. Renny se expresaba en planes positivos, planteaba una crítica constructiva, porque no tenía ningún viso político”.

Por su carisma, Ottolina se ganó las simpatías del público venezolano. Fue un showman completo y el primer productor independiente del país. Sin embargo, personas como Germán Ríos (creador de una página web en honor al animador) lamentan que no exista un reconocimiento tangible a su legado. “Pese a todo el trabajo realizado por Renny Ottolina, aún en Venezuela no se ha erigido una estatua para él, ni mucho menos un reconocimiento para agradecer todo lo que nos enseñó. No existe una avenida ni una plaza que Renny no haya visitado. Todos los restaurantes conocidos de Caracas los visitó. Recorrió su país de norte a sur, de este a oeste y nadie mejor que él podía mostrarnos nuestros recursos durante su programa”.

Renny Ottolina falleció el 16 de marzo de 1978, cuando la avioneta Cessna 310 en la cual viajaba colapsó. El entonces candidato presidencial nunca llegó al mitin político que había apuntado en su agenda, el cual tendría lugar ese mismo día en la Isla de Margarita. En el accidente –algunos creen que se trató de un atentado- murieron seis personas.