El primer portal de Venezolanos en el Exterior fundado en el año 2007. No apoyes a los oportunistas ladrones de información. Fuimos los pioneros y trabajamos arduamente para facilitarte el no estar en tu país y lo continuaremos haciendo.

lunes, 28 de abril de 2008

UN WHISKICITO???


Dios QUE BORRACHOS!!!!, pueden creer que según algunos expertos Venezuela es el primer mercado del mundo para el whisky?.

Qué horror!!, pero por favor el mio con soda, jajajaj.


Publicado por Todo en Domingo.


LA NARIZ DE UN WHISKY

Collin Scott es un hombre de risa fácil.
Quizá porque tiene un oficio nada ingrato: su veterana nariz es la responsable de vigilar que la mezcla de Chivas Regal 18 años perdure inalterable, año tras año. Es su creación. Su obra líquida.

De hecho, lleva sus señas. "Mi firma está en las botellas. Tengo que garantizar que esa calidad perdure y la sientas aquí o en Nueva York.

Que siempre consigas el mismo sabor", dijo en su quinta visita a Venezuela. ¿Qué por qué la recurrencia? Pues muy fácil. "Venezuela es el primer mercado del mundo para este whisky".

Por eso siempre vuelve con gusto. Esta vez, para ofrecer catas donde se hacía el paralelismo de las mezclas de cacao en un chocolate, con las mezclas de un whisky. Contar un hay entre 30 y 40 whiskies". A la hora de mantener el carácter de esa mezcla, hay que tener en cuenta que hoy comienzan a envejecer los whiskies que se mezclarán y beberán dentro de 20 años. Y que si una destilería de malta cierra hoy en Escocia, hay que planificar desde ya qué la sustituirá, dentro de dos décadas. El maestro mezclador tiene que pensar con años de antelación. "El arte del maestro mezclador ( master blender) es mantener el carácter del blend whisky de manera consistente. Y si un whisky de la mezcla desaparece, reajustar la fórmula para mantener exacto su carácter". Esa labor de alquimista se logra, además, con una nariz portentosa que puede distinguir cientos de aromas en un vaso de escocés. Y si le preguntan por su obra, no se ahorra –obvio– sutilezas. "Posee aromas a frutas. Algo de chocolate, vainilla y un final ahumado. Es elegante, confortable y delicioso". Él lo certifica: es su obra. no es fácil y a veces requiere de comparaciones.

"Beber un whisky de malta es como hablar con una persona. Con un blend es como conversar con varios amigos en una fiesta.