El primer portal de Venezolanos en el Exterior fundado en el año 2007. No apoyes a los oportunistas ladrones de información. Fuimos los pioneros y trabajamos arduamente para facilitarte el no estar en tu país y lo continuaremos haciendo.

lunes, 9 de febrero de 2009

LA CARACAS DE RAFAEL BRITO


Publicado por Estampas

RAFAEL BRITO

Conoció la ciudad del sacrifico, la del carrito por puesto, la del Metro, la de la vianda bajo el brazo, por eso, si algo le gusta de ella, es su gente trabajadora. Por Johan M. Ramírez Foto: Natalia Brand

"Caracas es como una arepa"

Un día, viviendo en Los Teques y soñando con la música, el "Pollo" -así lo apodan porque al cantar se le iban los gallos-, se dijo: "Me voy a estudiar a Caracas". Lo hizo, y por mucho tiempo subió y bajó la Panamericana a diario para ir a sus clases en el Conservatorio. La capital, reconoce, fue su punto de partida.

"Así conocí la vida en Parque Central, una ciudad dentro de la ciudad. Vi el trajín de los músicos pobres que vivían en pensiones. No era fácil", recuerda.

Él mismo, para mantenerse, tocaba en grupos que se presentaban los fines de semana en locales de la ciudad, y, tras el show, siempre se quedaba bailando hasta las seis de la mañana. "Apenas abrían el Metro me iba. Recuerdo que me bajaba en la estación La Hoyada y caminaba hasta el Nuevo Circo, donde agarraba el carrito para Los Teques", cuenta.

Tampoco olvida los días en que debía estar en la calle hasta la noche, y su mamá le preparaba una suculenta arepa que él se llevaba para desayunar, junto con la vianda del almuerzo. "Fue duro, pero me gustaba porque sabía que estaba echando pa' lante", dice a lo criollo.

Y pronto vio las recompensas, como en aquella memorable visita que el Papa Juan Pablo II hizo a la capital en 1985. "En su honor juntaron como 10 orquestas sinfónicas en el Teresa Carreño. Allí estuve tocando oboe, y al final él se paró donde va el director y lo tuve cerquita, como a cuatro filas de distancia", rememora.

Lo siguiente fueron logros: en 1997, con un grupo llamado La trova gaitera, cantaron El ejemplo que Caracas dio, que se convirtió en la gaita del año en la capital. En 1998, gracias a los muchos éxitos, se embarcó en una gira de 20 días por Europa junto con otros dos artistas. Lo que no imaginaba Rafael Brito es que estaba por comprobar aquello de que la vida es una "montaña rusa".

"Dos años después, mi situación era terrible. Vivía en Maracaibo y no tenía trabajo ni ahorros, con una hija pequeña y un varón por nacer… ¿qué hago? ¡Me voy a Caracas!", pensó, como tantos en la historia de nuestro centralismo incontrolado.

Se vino y, claro, consiguió trabajo: "Fui repartidor de periódicos -dice conmovido-; mi papá me prestaba su carro y yo bajaba de San Antonio a la una de la mañana, recogía mi lote de periódicos y me iba a lanzarlos en las puertas de las casas. Era difícil… yo me ponía a llorar, pero tenía que responderle a mis hijos".

En esos momentos reconoció a la Caracas trabajadora, esa en la que "a las cinco de la mañana puedes ver, en cualquier esquina, al gentío que sale a trabajar. Ves unas mujeres esbeltas, hermosas, como parisinas, y andan con su viandita en la mano rumbo a la oficina, o a los motorizados con sus esposas atrás, sentadas de lado porque van con falda, llevándolas al trabajo. ¡Ésa es la ciudad que se esfuerza!", dice.

Por fortuna superó la crisis, surgieron nuevas oportunidades, conciertos, jingles publicitarios por grabar, y volvió a lo suyo. Ahora, con 36 años y siendo una de las primeras figuras de la música popular venezolana, le encantaría versionar algunas canciones de Billo ("el cronista musical de la ciudad"), pero todo a su tiempo.

Con honestidad, anhela el día en que abunden los elevados, y así, si tiene un compromiso a las 2:00 pm, planifique salir a la 1:45. "¿Te imaginas? Eso sería fantástico", se ilusiona. Chistosamente, percibe a la capital como una arepa. Sí, porque él puede hacer mil, pero ninguna le sale parecida, así como hay muchas urbes en el mundo, pero jamás otra que, ni remotamente, se le asemeje un poquito a esta Caracas.

johan_ramirez3@hotmail.com

Asistente de fotografía: Anita Carli

VESTIDA DE GARZA BLANCA