El primer portal de Venezolanos en el Exterior fundado en el año 2007. No apoyes a los oportunistas ladrones de información. Fuimos los pioneros y trabajamos arduamente para facilitarte el no estar en tu país y lo continuaremos haciendo.

miércoles, 11 de febrero de 2009

José Abarullo, Campeón mundial de Bartenders Los mejores cocteles del mundo tienen sabor criollo


Publicado por: Sala de Espera

Por Vanessa Rolfini

En diciembre se celebró en la ciudad de Bordeaux, Francia, la Final Mundial de Bartenders, organizada por la casa licorera Marie Brizard. En esta ocasión, Venezuela envió a José Abarullo y Diego Álvarez, quienes resultaron primer y segundo lugar respectivamente en la Copa Nacional.

Durante varios meses los venezolanos se prepararon para la cita mundial con el apoyo del Complejo Licorero Ponche Crema, el cual hace las veces de organizador de la competencia en Venezuela y puso a disposición de los campeones criollos expertos de todo tipo, como el entrenamiento en medidas con los muchachos de tubartender.com y preparación de etiqueta y formalidad con Alberto Soria, según José Abarullo.

Tantas pruebas rindieron fruto cuando Abarullo se elevó como el ganador de la contienda internacional a la que Venezuela asistía por segunda vez en los 125 años que lleva celebrándose, imponiéndose sobre los participantes de Brasil, Alemania y Polonia, quienes resultaron sus contendores en la final.

Diálogo espirituoso
“Fue difícil en la primera ronda. Llevaba como propuesta uno de los tragos con los que había ganado en Venezuela llamado Cupido, elaborado a base de Ponche Crema, Crema de Menta y fresas. Su elaboración amerita el uso de una licuadora y cuando me tocó prepararlo no tenían una, porque no leyeron bien mi solicitud. Entonces me tocó improvisar: majé las fresas, las mezclé con hielo granizado y añadí el resto de los licores. Queda mucho mejor con la licuadora, pero fue lo mejor que pude hacer. Cuando me nombraron para la semi final pensé: de aquí en adelante no me para nadie”, cuenta Abarullo.

La experiencia permite ese tipo de improvisaciones. José Abarullo lleva más de 20 años en el oficio; actualmente trabaja en la barra de la tasca El Auditor del Colegio de Contadores Públicos del Estado Anzoátegui, un lugar del cual podría pensarse que no da la mejor exposición a la palestra pública, pero la calidad de su trabajo es indiscutible. En Venezuela el profesor Soria, quien fue juez catador de la competencia final, se refirió a sus cócteles como aromáticos, un aspecto que muchos barman olvidan.

“En la semi final me entregaron una ‘caja misteriosa? que contenía varios licores. En ese caso apliqué lo que hago siempre: hablo con los licores, les digo lo que quiero y ellos me responden; así en 10 minutos preparé tres tragos y pasé a la siguiente ronda”, narra Abarullo.

En la sesión final, cada participante seleccionó al azar otra “caja misteriosa”, pero en esta ocasión contenía varios tipos de frutas y tenían a su disposición todos los licores e implementos necesarios. “Cuando abrí la caja había un melón, una piña y un mango. Pensé ‘esto es un buen augurio, que me venga a salir un mango a mí en Francia?. Entonces preparé tres cócteles buscando el sabor tropical, que es lo que uno conoce”, afirma el bartender.

Antes de partir a Francia, Abarullo señalaba como sus mayores rivales a los países europeos y asiáticos, los cuales cuentan con una tradición y desarrollo de la coctelería apoyados en las nuevas tecnologías y avances de la química. Afirma que sus temores se confirmaron al verlos en persona, y agregó a su lista de contendores a los brasileños.

“Cuando supe que gané, entré en shock, no creía que habían dicho mi nombre. Pensé que, como no entiendo francés, me había equivocado. Cuando me di cuenta de mi triunfo, empecé a saltar de la alegría”, afirma Abarullo, quien en la actualidad considera varias propuestas para trabajar en otras ciudades de Venezuela y transmitir la experiencia que lo ha hecho merecedor del galardón internacional.