El primer portal de Venezolanos en el Exterior fundado en el año 2007. No apoyes a los oportunistas ladrones de información. Fuimos los pioneros y trabajamos arduamente para facilitarte el no estar en tu país y lo continuaremos haciendo.

lunes, 10 de diciembre de 2007

YO SOY LA NIÑITA PLUMROSE


Publicado por Todo en Domingo.

María Andreína Rausseo tenía 8 años.

En 1987, cantaba en las Voces Blancas de Elisa Soteldo. "Un día llegó una gente buscando a una niña para hacer un comercial de Plumrose, y le dijeron a mi mamá que por qué no me llevaba a un casting en la Torre Phelps de Plaza Venezuela. Llegamos allá y estaba toda la mafia de las niñitas que ya eran famosas, las que yo veía en las cuñas de la televisión... Yo no entendía nada. ¿Para qué mi mamá me trajo? ¿Qué carrizo hago yo aquí?" Después de varias preselecciones, se quedó con el papel. "No entendía mucho, pero me parecía muy divertido porque la grabación duraba una semana y no tuve que ir al colegio".

Su primera escena fue la famosa negativa del jamón en La Casa Brioche, en Las Mercedes. "Me acuerdo que el aaay no me salía porque me moría de la risa.

El director me dijo: `si te sale un ay bien triste, te doy estas manzanas’. Porque a mí me encantaban y en esa época aquí todavía eran frutas medio exóticas. A los tres minutos me salió el aaay. Quedó para la posteridad", dice risueña. Luego grabó sus brinquitos felices en el bulevar de Sabana Grande, donde recuerda que la llevaron a ponerse el célebre vestido rojo en el sótano de una juguetería.

Después, la cena triunfal. Más tarde, su paseo taciturno, mientras los camiones despachaban con diligencia el fiambre de sus afectos.

Rausseo creció y estudió Comunicación Social. "En el fondo siempre pensaba si no sería genial que me llamaran otra vez para hacer otra versión o algo así". Mientras tanto, los creativos intentaban dar con su paradero, pues querían renovarle el contrato para usar las antiguas escenas del primer comercial.

Dieron con ella en 2006. "A alguien se le ocurrió que por qué no se hacía algo retrospectivo, como si esa niña ya hubiera tenido hijos y recordara su infancia".

Pero no había garantía de que le dieran el papel a ella y tuvo que hacer casting otra vez, 19 años después.

"Fue muy loco porque me encontré en la prueba con una de las niñitas del casting del 87. Además, sentí el mismo susto: ¿Qué hago yo aquí?" Rausseo tenía el aval de ser la niña Plumrose original y fue la escogida. "Me presentaron a una niñita de cuatro años y me dijeron: `ésta es tu hija", relata divertida. Su comercial maternal salió al aire el año pasado.

"También grabé unos mensajes motivacionales para los choferes de los camiones de Plumrose. Fue bien chévere", dice.

"Lo que siempre arrastraré es el chalequeo. Toda la vida. Cuando la gente se entera de que soy yo, siempre me dicen lo mismo: `¡Ponte triste, ponte triste!"


COMERCIAL PLUMROSE

1 comentario:

Helly dijo...

Ina, eres un Angel. Estas profundamente arraigada en la memoria de los que vimos esa cuña, ahora mi hija que tiene la edad que tenias, ve los dos comerciales en la tele y en youtube y te remeda, se rie y le gusta la cuña.

De verdad, eres un Angel.