El primer portal de Venezolanos en el Exterior fundado en el año 2007. No apoyes a los oportunistas ladrones de información. Fuimos los pioneros y trabajamos arduamente para facilitarte el no estar en tu país y lo continuaremos haciendo.

martes, 7 de octubre de 2008

"Estoy usado, pero no abusado"


Publicado por El Universal

Entrevista Raúl Amundaray, actor

"Estoy usado, pero no abusado"

"¿Que si creo en amantes? Por supuesto que creo en amantes. ¿Por qué no? Amantes femeninas, eso sí"


Ya no es el protagonista, sino el abuelo del galán. En esta oportunidad, el primer actor venezolano Raúl Amundaray interpreta el personaje de Don Pipo en la telenovela ¿Vieja yo? En la historia, es el patriarca de la familia Martínez y ha sido el responsable de levantar un imperio a punta de trabajo. Pero no es tan perfecto como pudiera parecer a primera vista. Primero, nombra a la desconocida Margot (Mimí Lazo) como la sucesora en su empresa, pasándole por encima a su nieto José Antonio (Adrián Delgado) y, para colmo de males, en los próximos capítulos se descubrirá que le es infiel a Marisol (Chelo Rodríguez) con Marta (Sonia Villa- mizar).

-¿Cómo es Don Pipo?

-Gracias a la buena pluma de Mónica Montañés ha sido un hermoso personaje que tiene comicidad y drama. Don Pipo es bueno, simpático, bonachón y querendón. Pero muy pronto vivirá grandes conflictos relacionados con su esposa y un secreto que aún no han descubierto.

-Ya sabemos que Don Pipo tiene una amante. ¿Raúl Amundaray cree en amantes?

-¿Que si creo en amantes? Por supuesto que creo en amantes. ¿Por qué no? Amantes femeninas, eso sí.

-¿Ha tenido alguna amante?

-He tenido muchas. Pero las mujeres que me amaron ya han muerto.

-¿Y acaso su esposa no lo ama?

-Por supuesto, pero esa es la actual. Dije "amaron" en tiempo pasado...

-¿No le hace ningún cuestionamiento a su personaje? ¿Ni siquiera que haya nombrado a una desconocida como su sucesora?

-Él es como es y esa es una venganza, un castigo que le da Don Pipo al nieto porque junto con la novia está preparando sacarlo del camino para quedarse con la compañía, con El caimán feliz, al cual él le ha dedicado muchos esfuerzos desde hace muchísimos años. Imagínate ese es un gran esfuerzo para levantar esa tienda tan inmensa. ¡Ja, ja, ja!

-¿Existe una clave para mantenerse por tantos años en el medio televisivo?

-Hay una frase hecha: "Llegar es difícil pero mantenerse es mucho más difícil todavía". Mi clave ha sido estar siempre en paz conmigo mismo, amar lo que hago y hacerlo con amor.

-Tomando en cuenta el título de la telenovela ¿usted se considera viejo? ¿Vieja yo?,

-No me considero viejo. Yo estoy usado pero no abusado.

-¿Se realizaría alguna cirugía plástica o se inyectaría botox?

-No por ahora no. Eso se nota. Lo que me he dejado es la barbita en la cara más nada.

-¿Cómo asume el haber sido el galán de telenovela y hoy en día es el abuelo del galán?

-Uno es actor y esta es la carrera más prolongada que hay. Tú eres niño actor, después eres el galancete, después eres galán, después eres primer actor, después haces el papá del muchacho, después el abuelo del muchacho. Ya mis expectativas no están en protagonizar. Ya he protagonizado bastante.

Soniberth Jiménez
EL UNIVERSAL