El primer portal de Venezolanos en el Exterior fundado en el año 2007. No apoyes a los oportunistas ladrones de información. Fuimos los pioneros y trabajamos arduamente para facilitarte el no estar en tu país y lo continuaremos haciendo.

viernes, 19 de febrero de 2010

Violinista venezolano demuestra el poder de la versatilidad


Fuente: Diario el Informador Mexico

Jesús Florido está convencido de que la música debe formar parte del desarrollo de cada ser humano

LOS ÁNGELES, EU.- El violinista venezolano Jesús Florido, que ha compartido escenario con artistas como Whitney Houston, Zubin Metha, Led Zeppelín, The Moody Blues, Mark O'Connor y Paco de Lucía, entre muchos otros, está convencido de que la música debe formar parte del desarrollo de cada ser humano.

Él, que hoy tiene 43 años, fue miembro fundador del Sistema Nacional de las Orquestas Juveniles e Infantiles de Venezuela, al que también está ligado Gustavo Dudamel, actual director de la Filarmónica de los Ángeles.

"Mi encuentro con la música ocurrió desde que era un niño, crecí escuchando a mi papá tocar el cuatro (instrumento del folclore venezolano) y dando serenatas por las calles de mi natal Barquisimeto", dijo Florido en una entrevista con Efe.

A los 6 años comenzó a estudiar piano, teoría y solfeo y un año después inició sus estudios de violín, instrumento al que describe como parte esencial de su vida.

"Como integrante de 'El Sistema' atendía las clases de violín los 7 días de la semana, para mí ese es el secreto. La música se convierte en tu modo de vida, la dedicación y la práctica te hacen bueno y te otorgan una disciplina impresionante desde muy joven", relató el músico, quien a los 22 años ya había tocado en todas las Orquestas Sinfónicas de Venezuela.

En 1989, y sin muchos recursos económicos, llegó a Estados Unidos para continuar sus estudios. Logró una beca en la Butler University, en Indianápolis, donde obtuvo en 1996 un título en violín, dirección orquestal y educación.

Desde entonces Florido se ha establecido como un músico muy versátil al mezclar la música clásica con la afro-cubana, jazz, rock y sus raíces venezolanas, lo que le ha dado un estilo único y ecléctico en la ejecución del violín acústico y eléctrico.

La enseñanza es parte de la vida cotidiana de Florido quien desde muy joven se destacó como violinista, productor, compositor y arreglista.

Ha recorrido más de 27 países del mundo realizando talleres de música, especialmente dirigidos a niños y jóvenes.

"Estoy convencido de que la música tiene que ser parte del desarrollo de cada niño en el mundo", afirmó el músico que actualmente trabaja como consultor especializado en la Pedagogía String y las Aplicaciones Educativas de El Sistema en los Estados Unidos y otros países como Brasil, España, Canadá, Alemania, Austria, Francia y Bélgica.

Desde el año 2001 Florido fijó su residencia en Los Ángeles donde produjo su disco como solista "Heading North" (En dirección al Norte), donde fusiona el jazz, la música clásica, el rock y la música latina.

"Mi disco intenta también que siempre nos fijemos un norte, para que sigamos la pasión que nos mueve, para que descubramos que es lo que hace falta para aprender a realizar esa pasión y como hacerla de manera que no quede duda. Como minoría tenemos que trabajar el triple, pero con ética y buen nivel personal y profesional, se puede marcar la diferencia", concluyó.