El primer portal de Venezolanos en el Exterior fundado en el año 2007. No apoyes a los oportunistas ladrones de información. Fuimos los pioneros y trabajamos arduamente para facilitarte el no estar en tu país y lo continuaremos haciendo.

sábado, 6 de junio de 2009

Venezuela en 36 minutos


Publicado por TALCUAL
foto: TALCUAL

El humor con el que los venezolanos enfrentan sus tragedias del día a día es el hilo conductor del mediometraje El pasajero
Por: Martha Cotoret


El cine venezolano puede tener éxito sin acudir a la típica historia de barrio en la que los ladrones sólo saben decir groserías y disparar una pistola. Así lo demuestra el cineasta criollo Andrés Faucher en su mediometraje El pasajero, que se presentó el pasado 13 de mayo en la sala Plus del Trasnocho Cultural.

Durante un poco más de media hora, Faucher pasea al espectador por drásticas emociones que viajan por la tristeza, el suspenso, la esperanza, el peligro y el humor. El director utiliza una historia real para dar a conocer su punto de vista en torno al manejo de la violencia.

El filme, que parte de un atraco de un taxista a su pasajero, reflexiona sobre la delincuencia como producto de la desesperación ante la necesidad económica, mediante la historia de Héctor. Un conductor bien hablado, que vive en Catia, y que ha hecho lo posible por sacar su familia adelante con honradez.

A través de la experiencia de Héctor, quien es interpretado magistralmente por Dimas González, Faucher muestra la realidad por la que atraviesan aquellos que luchan contra las medidas económicas del gobierno, la falta de seguridad y escasez de insumos en los hospitales en su día a día.

Este hombre, que algún día soñó con tener una línea de taxi, tendrá que recurrir al robo para conseguir el dinero que le permita a su esposa tratar su cáncer de mama.

El pasajero también muestra la vida de algunas personas que parecen tener todo –éxito profesional, dinero y una pareja “estable”– pero que realmente están vacías por dentro.

Esta es la historia de Alfredo (Jorge Palacios), quien en medio del robo, toma las riendas de la situación e invita a su victimario a que lo acompañe en las festividades de Año Nuevo de 2008.

Entre amenazas, anécdotas y clases de salsa, impartidas por el taxista, Alfredo manejará la situación y llevará a su adversario a hacer lo que él le ordena.

“No les voy a decir nada sobre la película, ella habla por sí sola”, dijo Faucher en la presentación de El pasajero, y no se equivocó. Un excelente guión, aunado a las magistrales actuaciones de Palacios y González, mantienen al espectador en vilo, durante el transcurso del mediometraje y cautiva a los jurados de más de diez festivales internacionales de cine.

La película ya conquistó los premios a Mejor Corto Narrativo, Mejor Corto Internacional, Mejor Elenco, Mejor Guión y Premio Especial de Jurado, en cinco de los treces certámenes mundiales en los que ha participado.

Definitivamente, El pasajero se ha ganado su prenominación a los Premios Oscar en la categoría de Mejor Cortometraje. Desde ya la película cuenta con el favoritismo de algunos directores de cine mundial, quienes apuestan por el trabajo de Faucher para la nominación a los premios de la Academia el año que viene.

Lamentablemente, el público venezolano no podrá disfrutar por los momentos de esta magnífica producción. Por su formato (medio metraje), la película no ha sido incluida en la programación de ninguna distribuidora de cine nacional.