El primer portal de Venezolanos en el Exterior fundado en el año 2007. No apoyes a los oportunistas ladrones de información. Fuimos los pioneros y trabajamos arduamente para facilitarte el no estar en tu país y lo continuaremos haciendo.

lunes, 8 de diciembre de 2008

Sin Rencor: Entre el despecho y la gaita romántica


Publicado por El Nacional

Ningún gaitero imaginó que este tema tan anacrónico y alejado de los localismos que imponía el género en los ochenta se convertiría en un éxito rotundo y trascendente. Su compositor Neguito Borjas, aseguró que la romántica canción logró identificarse con las vivencias de muchas personas que se casaron o se divorciaron con esta melodía, que 17% de los lectores de El-Nacional.com consideran la canción navideña por excelencia

Tema: Sin rencor
Autor e intérprete que la popularizó: Abdénago "Neguito" Borjas

Nadie la quería. Había sido rechazada por los grandes intérpretes de la gaita zuliana que preferían cantar temas de protesta o con rasgos de zulianidad. Sin rencor era un tema romántico, anacrónico, ajeno absolutamente a la vorágine social de la época de los ochenta y por eso ninguna voz deseaba entonarla.

Alguien le dijo a su propio compositor, Abdénago "Neguito" Borjas, del Gran Coquivacoa, que la cantara él mismo y dejara de ofrecérsela a otros talentos. Sin proponérselo, la convirtió en un éxito que se escucha en cada navidad y que los enamorados de distintas generaciones se han dedicado sin cesar.

Pero esta canción no pegó de inmediato en las carteleras. El cantante y locutor León Magno Montiel, especialista en gaitas, recordó que fue Víctor Prada, hombre de radio, quien la redescubrió y comenzó a rotarla durante su programa un año después de haber sido grabada. Las radios comenzaron a sonarla de manera incesante y con ella se hizo historia, pues se transformó en el himno gaitero al amor.

De acuerdo a "Neguito" Borjas, a los latinoamericanos les encanta el despecho. Ese es, en parte, uno de los elementos que popularizó su composición basada en un romance juvenil que le dejó, como confesó, una "profunda huella". La canción escribió en el año 1977, cuando "era muy niño" y fue en 1982 cuando se escuchó por primera vez en público.

La explotación de un tema universal, alejado de los localismos que a ratos imponía la gaita, es también uno de los secretos del éxito de Sin rencor que pudo identificarse con las vivencias de muchas personas quienes, según Borjas, se casaron o se divorciaron con este tema como soundtrack.

"Esta es una canción que no pasa de moda", dijo el músico marabino que la comparó incluso con melodías tan célebres como Caballo Viejo, de Simón Díaz o Ansiedad, de Chelique Sarabia.

Sin rencor, naturalmente, es la más pedida dentro del repertorio del Gran Coquivacoa. Montiel asegura que es un tema trascendente, que se ha instalado "en el subconsciente marabino" y que ha llegado a ser más internacional que la tradicional La Grey Zuliana.

El locutor ha animado en varias oportunidades los famosos "poliedrazos" gaiteros con los que se inaugura la navidad caraqueña. Allí, Borjas hace que el público encienda yesqueros y luces de celulares para empezar a decir "Sin rencor ahora te digo/ que lo nuestro ha terminado/ que este bello amor sagrado para mí/ no tendrá olvido".