El primer portal de Venezolanos en el Exterior fundado en el año 2007. No apoyes a los oportunistas ladrones de información. Fuimos los pioneros y trabajamos arduamente para facilitarte el no estar en tu país y lo continuaremos haciendo.

viernes, 13 de junio de 2008

Jonathan Jakubowicz: Por las calles de Hollywood


PUBLICADO POR EL UNIVERSAL

Jonathan Jakubowicz comenzó un ir y venir entre Caracas y Los Ángeles tras el estreno en esta ciudad de "Secuestro Express", su primer largometraje, que le abrió más de una puerta en el cine

ROBERT ANDRÉS GÓMEZ EL UNIVERSAL


Tras el estreno de Secuestro Express (2005) en Los Ángeles, el joven realizador Jonathan Jakubowicz inició un periplo internacional que terminó dándole un lugar en la ciudad californiana. Con dos años a medio camino entre Caracas y Hollywood, el cineasta venezolano afina hoy la producción de La Reina del Sur, su segundo largometraje, basado en la novela homónima del escritor español Arturo Pérez Reverte.

Pese a la dedicación, le queda tiempo para transitar de Silverlake al downtown, y disfrutar de la vida bohemia que palpita por allí, sin rutinas de por medio.

"Cada día es diferente, cada semana es diferente. Puedo pasar un día reunido con la gente de efectos especiales de La Reina del Sur, haciendo "story boards" o planificando alguna secuencia de acción. Puedo pasarlo en casa leyendo la nueva versión de un guión en el que estoy trabajando con otro guionista. Algunos días escribo, edito cosas que filmo y cosas que no. A veces tengo presentaciones con productores o ejecutivos de estudio o me reúno con un actor que quiere estar en La Reina... otros decido desconectarme y leer a Nietzsche para recordarme por qué fue que decidí ser escritor, o me leo The Economist para tratar de darle una ilusión de sentido al mundo".

No obstante, aunque no tiene tiempo para aburrirse, Jakubowicz tiene más de una razón para recordar a Caracas. La vista de su casa, dice, es casi un calco de la imagen de la capital venezolana. "Si a eso le sumas que todas las mañanas leo las noticias venezolanas y desayuno arepas, tengo un hogar bastante criollo en Los Ángeles".

-Usted fue profeta en su tierra. ¿Por qué decidió irse?

-En realidad no me he ido. Divido mi tiempo entre Caracas y Los Ángeles, pero nunca me he ido ni me iré de Venezuela.

-¿Qué es lo mejor de vivir fuera?

-Caminar a las 4 de la mañana sin temor a nada, ni al hampa ni a la policía.

-¿Y lo que más extraña de Venezuela?

-Cuando estoy afuera me hace falta esa intensidad que tiene la realidad venezolana. Y sin duda el calor humano de la gente, la familia, los panas, la playa, la rumba.

-En todo caso, usted va y viene. No es un poco esquizofrénico el ir y venir.

-La mayoría de los venezolanos que conozco que viven en el exterior se sienten más venezolanos que los que viven en elpaís. Es un fenómeno que mezcla la nostalgia con el hecho de que los que viven afuera no se calan las trancas ni las cadenas de Chávez mascando coca ni el hampa. Creo que la nacionalidad se arraiga mucho más cuando uno va y viene, sobre todo porque ves la realidad nacional con más objetividad, porque eres menos víctima de ella. Personalmente me siento mucho más venezolano desde que comencé a viajar, aunque sea un sentimiento esquizofrénico.

-¿Rodar en el extranjero es más fácil?

-Al contrario, rodar en Caracas es más fácil porque uno se conoce todas las mañas y todos los rincones.

-¿Hollywood es un monstruo de siete cabezas o es puro cuento?

-No es puro cuento. Es una industria viciada, burocrática, formulaica, que trata de apostar por lo seguro y teme mucho a los riesgos. Es casi imposible hacer una gran película dentro del sistema de los estudios.

-Por estar fuera, ¿su cine será más o menos venezolano?

-Una película mía filmada en el exterior será menos criolla que Secuestro Express. Pero creo que mi cine en el extranjero es mucho más venezolano que el de los Villanos del Cine. Ellos no hacen cine venezolano, hacen cine chavista.


DE A POCO, SE CONQUISTA LA MECA DEL CINE
De a poco, Hollywood se llena de venezolanos. Con un éxodo aún no cuantificable, a la ciudad más emblemática del cine han ido a parar más de un hijo de esta tierra, en busca de su propio hacer. Detrás de las cámaras, además de Jakubowicz, se encuentran directores y guionistas como Sebastián Gutiérrez, quien ya firmó los guiones de Gothika, Serpientes a bordo y El ojo. Un cortometraje oscarizado, Pedro y el lobo, puso en la mira a la escritora y directora Marianela Maldonado. Y no son los únicos. El merideño Esdras Varagnolo ya ha puesto su talento en los efectos visuales de cintas como Ratatouille, Cars o Yo Robot; y muy pronto en Wall-E. Antes, Temístocles López rodó Cadena de deseo, un film coral más que interesante; y ahora preproduce un biopic sobre Man Ray. Si de actores se habla, María Conchita Alonso, Edgar Ramírez y Patricia Velásquez llevan la bandera. ¿Quién sigue?

TRAILER SECUESTRO EXPRESS




ENTREVISTA A MIA MAESTRO (PROTAGONISTA SECUESTRO EXPRESS)